Inicio | Miscelánea | La conquista de lo cutre

La conquista de lo cutre

El diccionario de la Real Academia de la Lengua (RAE) define lo cutre como aquello que es pobre, barato, de mala calidad, de mal gusto, de aspecto descuidado o sucio. Pues bien, yo opino todo lo contrario. He adquirido –durante duro y largos años– un refinado y exquisito gusto por lo cutre. Soy una persona que disfruta sobremanera y sin pretensiones con lo cotidiano, cuando consumo un producto cultural no espero nada a cambio, me dejo sorprender. Nunca espero grandes obras maestras. Si el producto me engancha y produce en mí una extraña adicción, no me importan ni las malas críticas, ni las notas bajas en Filmaffinity Metacritic, ni los comentarios hirientes y malsonantes; si la obra me engancha (repito), entonces me haré fan incondicional. En lo que respecta a las series, tengo un gusto exquisito; me apasiona The Librarians serie de TNT sobre un bibliotecario que vive increíbles e intensas aventuras; qué queréis que os diga, me entusiasma. O Farscape, emitida por el canal Sci-Fi, que reproduce las aventuras de un astronauta norteamericano por el lejano espacio, una serie cutre de maquillajes extravagantes y eróticos enredos. Ambas, son series que me hacen disfrutar a pesar de sus efectos casposos o situaciones absolutamente ridículas y rimbombantes. De igual modo me ocurre con las películas, soy un gran admirador del remake que hicieron de Perdidos en el espacio con Gary Oldman y Matt LeBlanc ¿Matt LeBlanc en una película de ciencia ficción? Realmente extraño, pero he reído y llorado muchas veces con la escena final, igual que con la saga de películas casposas de Austin Powers, todas realmente malas, pero te tronchas de la risa, incluso puedes llegar a mearte. En el ámbito de los videojuegos – por el cual me muevo como pez en agua – no es una excepción. Me encantan los juegos con gráficos de PlayStation 2 (de esos cutre) y con toneladas de textos en inglés. De juegos como Hyperdimension Neptunia, Enchanted Arms o Trinity Universe admiro su pobre apartado técnico y gráfico, hecho por el cual me hace disfrutar aún más de la historia, sus personajes y su ambientación. Pienso, que el valor de estas obras no reside en que sean seguidas por millones de fans, sino al contrario. Para mí –como otros cuatro– son valiosas por su cutrez: por haberse hecho con poco presupuesto, pero mucho entusiasmo. Así que, no desesperen e intenten encontrar el placer en lo cutre, sin importar gustos o lo que los críticos de turno digan. Disfruten. Disfruten de lo cutre sin importan lo que piensen los demás. ¿Te entretiene? Sí. ¿Te gusta? También. ¿Es cutre? Mejor que mejor.

 

Acerca Doc Mcfly

Nací con un mando bajo el brazo. Soy un apasionado de la tecnología desde que tengo uso de razón y un adicto a los videojuegos y a las series de animación japonesa; del que me considero un verdadero freak. Me apasiona leer, soy un viajero inmóvil que se mueve desde el interior de su habitación.
Ir a la barra de herramientas