Inicio - Actualidad & Opinión - Hazte una máscara de Rajoy

Hazte una máscara de Rajoy

Hazte una máscara de Mariano Rajoy, sal a la calle y disfruta de la vida: tan fácil como hacer eso. Así se arreglarán todos tus problemas, todos tus males, todas tus deudas, todas tus hipotecas. Hazte una máscara de Rajoy, es muy fácil y sencillo. Tan fácil como guardarse la muestra que te proporciono aquí mismo, imprimirla en tu trabajo o en la biblioteca de tu universidad, para ahorrate unos euros, y ponerle unas gomas que rimen con tu pelo. La máscara te dará una serie de habilidades increíbles e imprescindibles, sobre todo en los tiempos que corren. No estamos hablando de poder volar ni nada por el estilo, pero tu realidad se alterará, tu concepción de la cotidiana realidad se verá alterada y a través de los ojos de la máscara verás el mundo de otra forma. La pericia de la situación económica desaparecerá, la ciudad tranquila bajo tus pies y el aroma a tabaco y café será la canción mañanera que te despertará, libre de legañas. Tu conciencia se volverá plasma para fundirse en una mantequilla cósmica conocida como pasividad. Relajado irás al trabajo o a tu lugar de estudio, sin ninguna preocupación, sin apenas inmutarte. Estarás anestesiado a las inseguridades de la vida, a los cambios imprevistos y a las maldades o miserias de los demás. No sentirás ningún complejo por los pobres y te sentirás tan a gusto de mirarles con desprecio que lo acogerán como un bonito vicio. Nada perturbará tu sed, serás libre y sin la consciencia marejada. La comida te sentará estupendamente y los puros no te provocarán cáncer. Serás feliz por primera vez, serás feliz sólo con ponerte la máscara de la irracionalidad y la incompetencia. La máscara de Rajoy, una máscara rancia pero mágica, una careta de la hipocresía y de la farándula. Una máscara de la idiosincrasia sin gracia. Ya no habrá bancos malos ni diablos en forma de estudiantes, el mundo te sonreirá y la Reina de corazones de Alicia te hará el amor considerablemente bien cada noche y cada mediodía después de hacer la siesta. Todo será azul y rosa, todo será PP. Serás tan puro como una gaviota y volarás por el mar de la bonanza. Y les dirás a la gente: “¿Crisis, qué crisis? Llevo mi máscara”.

Acerca Javier Gil

Situacionista, amante de los gatos y experto en la generación beat. Desde Parafernalia queremos ver arder los motores del mundo, la transformación ha de venir desde abajo.