Inicio - Actualidad & Opinión - Donald Trump

Donald Trump

Donald Trump, 45.° presidente de los Estados Unidos, se siente inferior al resto de los hombres porque él, a diferencia del resto, tiene que mear sentado. Donald Trump ha llegado a ser presidente por dos razones: engañar al pueblo norteamericano y tener complejo de pene pequeño. La Wikipedia sobre Donald Trump no hace alusión alguna al micropene; no consultaron la bibliografía complementaria, no registraron bien todos las enciclopedias. Donald Trump es lo más cerca que hay, hasta el momento, de tener una mujer presidente en el país más importante del mundo. Donald Trump desprecia, sobre todo, a los negros y a los latinos: la tienen más grande que él. Donald Trump respeta al pueblo chino y también al japonés. Donald Trump se siente inseguro y cada día busca en internet cómo cambiar su aparato genital, aunque todavía no ha encontrado una solución satisfactoria. Donald Trump buscó en google dónde operarse y le salió la foto de un delfín, trágica ironía. Donald Trump acostumbra a llevar un calcetín –que le zurció su abuela– para no sentirse tan acomplejado; sobre todo ante Barack Obama o algún otro afroamericano importante. El cuaderno de notas del psicoanalista de Donald Trump está repleto de palabras como: pene, demasiado pequeño, erección insatisfactoria y por qué ellos tanto y yo tan poco. La cara de Melania cuando Donald Trump le hace el amor es igual la cara de Melania cuando Donald Trump no le hace el amor: no siente nada. Donald Trump, suele decirse a sí mismo, que los grandes hombres siempre han tenido el pene pequeño: él, Stalin y Hitler. Donald Trump soñó que su diminuto pene se desprendía de su cuerpo mientras se estaba duchando y que desaparecía por el desagüe, el sueño se le repite cada martes. El tamaño del pene de Donald Trump es parecido al de una pasa (negra). Mike Pence, su vicepresidente, también tiene el pene pequeño, aunque no tanto como él; por eso se llevan bastante bien. En la foto, Donald Trump indica cual es tu tamaño, no le queda más remedio que admitirlo si quiere seguir engañando: son los complejos de la globalización.

Acerca Doc Mcfly

Nací con un mando bajo el brazo. Soy un apasionado de la tecnología desde que tengo uso de razón y un adicto a los videojuegos y a las series de animación japonesa; del que me considero un verdadero freak. Me apasiona leer, soy un viajero inmóvil que se mueve desde el interior de su habitación.